Compartir en:

    23/01/2018
    REGIÓN DE MURCIA - Iberdrola apoya a ASIDO y Cáritas Diócesis de Cartagena

    • ASIDO desarrolla el Programa de vivienda de aprendizaje para la vida Independiente, dirigido a personas adultas con Síndrome de Down, mientras que Cáritas Diócesis de Cartagena promoverá la inserción socio laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social y desempleados de larga duración
    • El director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana, y el delegado de Iberdrola en la Región de Murcia, Patricio Valverde, se han reunido con el presidente de ASIDO, Juan Pedro Sánchez, y el director de Cáritas Diócesis de Cartagena, José Antonio Planes, en un encuentro celebrado en el Museo del Teatro Romano de Cartagena

    Iberdrola colabora este año, a través del Programa de Ayudas Sociales, con ASIDO y Cáritas Diócesis Cartagena apoyando las iniciativas sociales que estas organizaciones desarrollan en la Región de Murcia.

    Iberdrola apoya a ASIDO y Cáritas Diócesis de Cartagena.

    Durante un encuentro mantenido esta mañana en el Museo del Teatro Romano de Cartagena, el director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana, el delegado institucional de la compañía en la Región de Murcia, Patricio Valverde, el presidente de ASIDO, Juan Pedro Sánchez, y el director de Cáritas Diócesis de Cartagena, José Antonio Planes, han valorado positivamente la colaboración llevada a cabo en los últimos años y han detallado las iniciativas que desarrollarán ambas entidades durante 2018.

    En este sentido, Iberdrola colabora con ASIDO Cartagena desde el año 2014, con una inversión total de 120.000 euros y un impacto directo en el proceso terapéutico de más de 150 personas.

    La compañía viene apoyando desde esta fecha el Programa de vivienda de aprendizaje para la vida Independiente, dirigido a personas adultas con Síndrome de Down o diagnosticadas con cualquier otra alteración que implique discapacidad intelectual. Se prevé atender a lo largo del programa a 30 personas con Discapacidad Intelectual y Síndrome de Down mayores de 18 años que actualmente están en el Centro Ocupacional/Centro de Día de la entidad.

    Se trata de un programa de continuidad -dotado con 40.000 euros anuales- que permite a los beneficiarios experimentar, de manera progresiva y en cortos espacios de tiempo, la experiencia de vivir en una vivienda compartida, al tiempo que se adquieren las competencias necesarias para acceder a una vida adulta con más independencia y lo más normalizada posible, favoreciendo la inclusión social, creando una red de relaciones sociales y promocionando la autonomía personal.

    El objetivo es promover la inclusión social adquiriendo las competencias necesarias para acceder a una vida independiente y normalizada, fortaleciendo la toma de decisiones y el control sobre su propia vida dando continuidad a la edición.

    De esta manera, en el piso se desarrollan las habilidades propias de la vida diaria -autonomía, cocina, limpieza, compra-, eliminando las diferencias de género al incidir en un trato igualitario con los participantes -13 hombres y 17 mujeres-. Se incluyen tareas en el entorno -salida a compras, conocimiento de servicios y recursos del entorno- y se facilita el aprendizaje de habilidades para el desplazamiento desde la vivienda a los lugares de trabajo o el centro de día.

    Por su parte, el proyecto de Cáritas Diócesis de Cartagena pretende promover la inserción socio laboral de jóvenes procedentes de contextos altamente excluidos de diferentes municipios de la Región de Murcia, así como desempleados de larga duración, mediante la creación de la red diocesana para el empleo, integrada por equipos mixtos -técnicos y voluntarios- que desarrollen procesos de acompañamiento para la inclusión socio laboral.

    El proyecto se dirige a 180 jóvenes en riesgo o situación de exclusión social, con importantes barreras en el acceso y mantenimiento en el ámbito formativo y del empleo.

    Iberdrola ya colaboró en otro proyecto en 2015 con Cáritas Diócesis de Cartagena, así, el total de la inversión destinada asciende a 80.000 euros -a razón de 40.000 euros por proyecto- y con un impacto directo en la formación y acompañamiento de más de 300 jóvenes de la Región.

    Iberdrola, comprometida con la sociedad

    Iberdrola, a través de su fundación en España, apoya cada año una treintena de proyectos sociales en España. Gracias a este Programa de Ayudas Sociales, desde 2010 se han impulsado más de 300 iniciativas con un impacto medio anual de 12.000 beneficiarios directos y 32.000 indirectos. Además, estos proyectos fomentan la participación de voluntariado y contribuyen a la creación de empleo.

    Con esta iniciativa, Iberdrola contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la agenda 2030 de Naciones Unidas, integrados en su estrategia empresarial. Gracias a estas ayudas, la compañía centra su esfuerzo en el cumplimiento de los objetivos 1 (fin de la pobreza), 3 (salud y bienestar), 4 (educación de calidad), 10 (reducción de las desigualdades) y 5 (igualdad de género).

    Compartir en: