PLANTAS SOLARES EN EXTREMADURA

Extremadura: la región con las plantas solares más grandes de Europa, Francisco Pizarro y Núñez de Balboa

Extremadura es la segunda comunidad autónoma que más energía limpia y renovable genera en Iberdrola España. Las decenas de instalaciones que hemos construido han puesto en marcha alrededor de 4.507 MW de electricidad verde, de los cuales más de la mitad corresponden a energía generada a través de la radiación solar. La energía solar, una fuente de energía completamente renovable, inagotable y no contaminante, es una de las grandes apuestas de Iberdrola España como parte de su compromiso con el desarrollo sostenible.

Planta fotovoltaica de Francisco Pizarro

Plantas solares en Extremadura

Nº de instalaciones 13
Capacidad total instalada 2.461 MW
Nº de hogares beneficiados 1.230.500
Año de la primera instalación 2020

Siendo una de las regiones más soleadas de España y Europa, Extremadura es también la que cuenta con mayor presencia de plantas solares de Iberdrola España. En total, son trece instalaciones –doce en Cáceres y una en Badajoz–, que con 2.461 MW de capacidad cubren las necesidades de aproximadamente 1.230.500 hogares. El compromiso de Iberdrola España con Extremadura, con la dinamización de su tejido industrial, la creación de proyectos de vanguardia y la generación de empleos verdes, se ha ido reafirmando a lo largo de los años: no es solo es la región con más centrales solares, sino que en 2022 se convirtió además en la región con la planta solar más grande de toda Europa, la planta de Francisco Pizarro, seguida muy de cerca por otra de la grandes centrales de Iberdrola España, la planta de Núñez de Balboa.


Plantas solares en Cáceres

Con doce plantas solares que suman una capacidad instalada de aproximadamente 1.961 MW, Cáceres es con mucha diferencia la provincia española líder en generación de electricidad a través de radiación solar en Iberdrola España. Aprovechando esta fuente de energía natural, invertimos en una provincia tradicionalmente poco explotada, pero que se convierte en una pieza clave para una transición energética hacia un uso de fuentes más limpias. Entre sus comarcas, se encuentran la planta solar más grande de toda Europa, la primera comunidad solar para un pueblo entero, tres grandes complejos fotovoltaicos y otras instalaciones que, en su conjunto, ya están beneficiando a cerca de 980.500 familias españolas.

Plantas solares de Campo Arañuelo I, II y III

Las plantas fotovoltaicas de Campo Arañuelo I, II y III forman parte de un mismo complejo que se extiende por la comarca cacereña homónima. Juntas, suman una capacidad instalada de aproximadamente 140 MW: la potencia de las dos primeras asciende a los 50 MW, mientras que la última tiene una capacidad de 40 MW. La planta solar Campo Arañuelo III tiene la particularidad además de ser el primer proyecto fotovoltaico de España que incorpora una batería de almacenamiento de energía, esto es, una batería en este caso de 3 MW de potencia y 9 MWh de capacidad de almacenamiento.

Iberdrola España ha destinado un total de 80 millones de euros a la instalación de este complejo fotovoltaico, lo que ha contribuido a crear nuevos puestos de trabajo en la región, uno de los grandes compromisos de la compañía. Su construcción ha involucrado a 500 profesionales y la práctica totalidad de los trabajos en campo y obra civil han sido realizados por empresas locales.

Además de a la dinamización de la economía local, el complejo Campo Arañuelo también ha contribuido a la transición hacia un modelo energético más sostenible: genera ya energía limpia para abastecer a aproximadamente 70.000 hogares al año y evita la emisión a la atmósfera de 41.000 toneladas de CO2 anuales.

Planta solar de Ceclavín

Ubicada entre Alcántara y el municipio que le da nombre, la planta de Ceclavín fue la tercera que pusimos en marcha desde Iberdrola España en la región y forma parte de un proyecto sostenible en alianza con Orange. A través de un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés), Iberdrola España se comprometió a suministrar energía verde por un período de doce años a los 9.000 puntos de suministro de la red propia de la operadora de telecomunicaciones.

Esta planta cacereña, operativa desde 2021, tiene una capacidad total instalada de 330 MW y es capaz de suministrar energía a una población equivalente a 165.000 hogares. Convirtiendo la radiación solar en energía, la planta de Ceclavín evita la emisión a la atmósfera de 110.000 toneladas de CO2 al año.

Con una inversión de aproximadamente 250 millones de euros, la instalación supuso además un importante impulso para el empleo local, sobre todo durante su construcción: llegaron a coincidir trabajando más de 1.140 personas, de las cuales cerca del 60 % eran extremeños.

Plantas solares de Almaraz I y II

También en Cáceres y en la comarca de Campo Arañuelo, se encuentra un segundo complejo fotovoltaico formado por dos centrales: Almaraz I y II. Se trata de dos plantas fotovoltaicas que, con una capacidad instalada de 50 MW y 30 MW, respectivamente, ya están cubriendo las necesidades de 40.000 familias

Con su construcción, situamos de nuevo a la región de Extremadura en el centro de nuestra estrategia para lograr la transición energética. Adicionalmente, contribuimos a la creación de más de 300 puestos de trabajo locales.

Plantas solares de Majada Alta y San Antonio, en Cedillo

La construcción de las plantas de Majada Alta y San Antonio, ambas en el municipio de Cedillo, supuso la puesta en marcha de 100 nuevos MW verdes capaces de abastecer de energía a 50.000 hogares. El total de 250.000 paneles de los que disponen en su conjunto producen 156.000 MWh de electricidad anuales, una cantidad que hubiera requerido de más de 26 millones de metros cúbicos de gas para ser generada por un ciclo combinado.

Con la instalación de estas plantas en la provincia de Cáceres, Iberdrola España no solo reforzó su compromiso con el medio ambiente –las plantas evitan la emisión a la atmósfera de 28.000 toneladas de CO2 anuales–, sino que puso de manifiesto también su respeto por el patrimonio histórico y cultural del país. Durante su construcción, se descubrieron un dolmen de una antigüedad de entre 3.500 y 4.000 años y una necrópolis prerrománica con 32 tumbas datada en el siglo V. Tras los trabajos de catalogación y documentación, los dos hallazgos arqueológicos se pusieron a disposición de la Junta de Extremadura. También se descubrió una estela funeraria que fue trasladada a su vez al Museo Provincial de Cáceres.

El compromiso de Iberdrola España con el desarrollo de la localidad de Cedillo ha sido además absoluto. No solo ha contribuido a la creación de 300 puestos de trabajo verdes con la construcción de estas dos instalaciones, sino que ha convertido Cedillo en la primera comunidad solar de España para un pueblo completo. A través de la instalación de pequeñas plantas solares en los tejados de siete edificios municipales y en un terreno cedido por el ayuntamiento, en Iberdrola España hemos sido capaces de abastecer de electricidad a un pueblo completo. Gracias a esta iniciativa, cuya inversión ha asumido la compañía en su totalidad, los habitantes del municipio pueden disfrutar de un ahorro del 50% en la factura de la luz. 

Planta solar de Francisco Pizarro

Con 590 MW de capacidad instalada, la planta fotovoltaica Francisco Pizarro se ha convertido en la más grande de toda Europa desde su construcción en 2022. Tiene capacidad para suministrar energía para 295.000 hogares y evita de este modo la emisión a la atmósfera de 150.000 toneladas de CO2 al año. Supuso una inversión de más de 300 millones de euros para Iberdrola España y es la mayor planta fotovoltaica que hemos construido en todo el mundo hasta el momento. Se extiende por 1.300 hectáreas –once veces el Parque del Retiro de Madrid– entre los municipios cacereños de Torrecillas de la Tiesa y Aldeacentenera. 

La construcción de la planta se ha convertido además en un proyecto muy importante para dinamizar el tejido industrial y del empleo local: ha creado puestos de trabajo verdes para más de 1.500 personas en periodos de punta, de los cuales un 60 % han sido cubiertos por trabajadores de la provincia.

También durante la ejecución de las obras de esta instalación se hallaron restos arqueológicos, cuyo descubrimiento se comunicó de inmediato a las autoridades locales.

Planta solar de Arenales

La planta fotovoltaica de Arenales, la primera que instalamos en la provincia, tiene una capacidad instalada de 150 MW y es capaz de suministrar energía renovable a cerca de 75.000 hogares. Con sus 391.580 módulos, la instalación evita verter a la atmósfera 38.500 toneladas de CO2 al año.

Además de contribuir a un uso de la energía más sostenible, la planta fotovoltaica ha servido para crear nuevos puestos de trabajo locales. En los periodos de más trabajo, ha llegado a necesitar 430 empleados. Durante la construcción de la instalación, estos empleados provinieron de la empresa Ilunion y del centro especial de empleo La Hormiga Verde, que ayuda a personas con discapacidad a encontrar trabajo en proyectos punteros como este. 

Plantas solares de Tagus I, II, III y IV

Ubicado en el municipio cacereño de Alcántara, el complejo integrado por las plantas fotovoltaicas Tagus I, II, III y IV suma un total de 200 MW de capacidad instalada, capaces de suministrar energía limpia a unas 100.000 familias y de evitar la emisión de más de 43.000 toneladas de CO2 anuales

Iberdrola España invirtió 120 millones de euros en la instalación de este complejo, que de nuevo sirvieron para contribuir a la creación de puestos de trabajo verdes en la región: su construcción llegó a necesitar de la implicación de más de 600 profesionales en los momentos de mayor trabajo.


Plantas solares en Badajoz

Nuestra única planta solar en la provincia de Badajoz es también una de las más grandes de Europa. La provincia disfruta de una abundante cantidad de horas de sol que en Iberdrola España no hemos dudado en aprovechar para la generación de energía limpia que contribuya al desarrollo sostenible. 

Planta solar de Núñez de Balboa

Con una capacidad instalada de 500 MW, la planta fotovoltaica de Núñez de Balboa suministra energía limpia a 250.000 hogares, evitando así la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año. Ubicada en el municipio de Usagre, la central se extiende por una superficie aproximada de 1.000 hectáreas y produce en torno a 832 GWh al año gracias a sus 1.430.000 paneles fotovoltaicos. 

Durante su construcción, la planta ha generado un total de 1.200 empleos, de los cuales un 70% han sido desempeñados por trabajadores extremeños. La inversión total ha ascendido a los 290 millones de euros, lo que de nuevo reafirma la apuesta de Iberdrola España por Extremadura, región referente en energías renovables.

‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎ ‎